Precauciones con el plomo

Sin querer ser alarmista creo conveniente recordar algunas precauciones básicas para el manejo de balines de plomo, lo cual nos evitará problemas a la larga y accidentes que pueden tener graves consecuencias para nuestra salud.

Ciertamente SON MUY RAROS Y AISLADOS los casos de tiradores que se hayan intoxicado por el contacto con el plomo, pero mucho mejor conocer las medidas de seguridad y asi evitaremos riesgos innecesarios. Insisto en que no hay que ser alarmista, pero la información está ya disponible en varios sitios de Internet. También algunas marcas de balines ya incluyen advertencias explícitas en las que se informa del peligro de la manipulación incorrecta de los balines de plomo, así como de consejos para evitar intoxicaciones.


 


El plomo es un metal de color grisaceo, muy brillante cuando es cortado pero que se oxida con mucha rapidez volviéndose de color gris mate. Funde a 327º de temperatura generando vapores de alta toxicidad. En la Naturaleza se encuentra de forma abundante en forma de galena o sulfuro de plomo. Es muy dúctil y maleable, por esta razón es muy utilizado en aleaciones y en la fabricación de proyectiles.

Sin embargo, a medida que se ha ido conociendo la elevada toxicidad del plomo se han buscado otras opciones para reemplazarlo, como sucedió en España hace unos años con las tuberías de conducción de agua y en otros paises en los que se ha prohibido para la fabricación de pinturas y también soldaduras de latas de conserva.



El plomo es muy peligroso porque puede acumularse en el organismo, entra en el básicamente por inhalación y por ingestión (accidental y/o indirecta) solo algunos compuestos del plomo pueden penetrar por via dérmica. Además, la intoxicación del plomo, conocida como “saturnismo” es difícil de diagnosticar ya que aparenta cuadros clínicos comunes a otras enfermedades y los efectos son una sucesión de diversos síntomas. Los síntomas aparecen como consecuencia de una intoxicación crónica (por un contacto o exposición continuada en el tiempo) o por una intoxicación accidental de gran cantidad.


El plomo se acumula en el cuerpo e inhibe las enzimas básicas necesarias para la producción de sangre, de modo que el primer síntoma sea la anemia que se manifiesta por fatiga, taquicardia, vértigos, mareos, etc. Esto sucede con valores cercanos a los 50 ug/l de sangre. Cuando se superan estos valores y se acercan a los 60 ug/l de sangre aparecen afectaciones neurológicas graves como la encefalopatía y por encima de los 80 ug/l de sangre tambien se pueden ver afectados los organos digestivos con graves trastornos. El higado y los riñones tambien sufren considerablemente por este tipo de intoxicaciones.

Las vías principales de intoxicación son las actividades profesionales relacionadas con este metal, el contacto con superficies pintadas con pinturas a base de plomo, cerámicas, cristales, barnices, baterías eléctricas, latas de conserva y tubos de pasta dentrífica. Actualmente las legislaciones sanitarias han obligado desde hace bastantes años a la sustitución de estos materiales por otros menos peligrosos, pero en algunos países todavía se usan. Otras actividades también pueden representar una via de intoxicación, como pueda ser la manipulación de plomos como lastres de pesca o submarinismo, la fabricación de figuras decorativas de plomo, y por supuesto la manipulación de proyectiles de plomo.

Seguro que muchos de vosotros habeis observado como se quedan las puntas de los dedos despues de una sesión de tiro con armas de aire comprimido, el manejo de los balines durante la carga es el culpable de que tengamos los dedos grises, eso es polvo de plomo. Por tanto lo que debemos evitar a toda costa es que ese plomo que está en la piel pueda entrar en el organismo y envenarnos lentamente.


CONSEJOS BASICOS DE SEGURIDAD

1- Jamás introducirse balines en la boca, hay algunos tiradores (sobre todo de carabina) que se ponen algunos balines en la boca para recargar con más velocidad su rifle, ademas de ingerir el polvo de los balines existe el peligro de dar un mal respiro y que el balín alcance nuestros pulmones, esto es muy peligroso !!!.

2- No comer, beber o fumar durante las sesiones de tiro sin antes haberse limpiado las manos, el polvo del plomo de los dedos pasará a nuestra boca a traves de la comida e incluso (y esto es más peligroso) vaporizado a traves del papel impregnado de plomo del cigarrillo.

3- Por la misma razón, no tocarse la boca, nariz o los ojos durante las sesiones de tiro.

4- No almacenar ni manipular balines de plomo donde se prepara la comida.

5- Alejar los balines de los niños, guardarlos almacenados en un lugar tan seguro como el que tengamos para las armas. También se evitará que los niños pequeños frecuenten las zonas de impacto de los balines, ya que pueden recogerlos del suelo y llevarselos a la boca. Advertencia especial para los que disparan en zonas comunes del domicilio, no os olvideis de barrer cuidadosamente los balines utilizados del suelo.

6- Evitar el contacto con las superficies metálicas que reciben los impactos, una parte del plomo se convierte en aerosol y se deposita en forma de polvo.

7- Disparar en zonas adecuadamente ventiladas, dejar alguna abertura para que circule el aire.

8- Autoconstruirse proyectiles de plomo requiere de una ventilación especial, es muy peligrosa la acumulación de vapores de plomo.

9- No incinerar ni tirar a la basura los balines de plomo usados, preguntar por contenedores específicos de materiales tóxicos, en algunas localidades se puede tirar en los contenedores de pilas electricas usadas.

10- La Regla de Oro: lavarse cuidadosamente las manos después de las sesiones de tiro. Así de fácil y así de simple para evitar posibles peligros.


Dos consejos prácticos más este “decálogo” de seguridad: uno es que se utilicen guantes de látex para cargas masivas de balines, en mi caso, en las sesiones de tiro práctico dispongo de cerca de 35 cargadores de 8 disparos lo cual me representa mas de media hora para dejarlos preparados y al finalizar os aseguro que tengo los dedos negros por el polvo del plomo, con los guantes desechables evito este contacto. El otro consejo es la búsqueda de balines sin plomo, hay algunos fabricantes que avanzan mucho en este campo, como Prometheus y Marksman, ante la inminente prohibición en muchos países de la fabricación de proyectiles de plomo. Aquí en España de momento solo están prohibidos los perdigones de plomo en zonas húmedas, por la contaminación ambiental y a los propios animales, pero las leyes europeas parece que van prosperando en este sentido.


Volver a la seccion de articulos


Miguel Duran Perello